Es ahora el máximo sello o insignia que una agencia digital puede conseguir como agencia partner de Google. Responde a criterios de volumen de clientes, inversión global gestionada y capacidad de generación de resultados.